Excursiones a las ruinas de Pompeya

¿Estás planeando un viaje para el próximo verano? Si quieres pasar unas emocionantes vacaciones que no olvides nunca, las excursiones a las ruinas de Pompeya es tu mejor opción. Esta ciudad murió bajo la historia y la ciencia, que una vez se juntaron para sepultar una civilización que el mundo ha olvidado aún. A continuación te mostraré el por qué debes realizar excursiones a las ruinas de Pompeya.

La historia que yace bajo las ruinas de Pompeya

Excursiones a las ruinas de Pompeya

Las calles empedradas de Pompeya son unos de los más hermosos sus legados

Ubicación y soberanía de Pompeya

Pompeya fue una ciudad portuaria que se construyó aproximadamente en el año IX antes de Cristo. Su posición fue muy estratégica ya se edificó con salida al mar, convirtiéndose en un centro clave para la comercialización entre las demás ciudades. Se ubicaba en Campania, en Roma. Su poderío fue impuesto y reclamado por muchos reyes, debido a su situación geográfica. Alrededor del año 80 después de Cristo la ciudad fue tomada por Roma quien la gobernó hasta su destrucción.

Los terremotos fueron las alarmas de la pronta erupción

Gracias a las excavaciones que se han realizado se ha podido comprobar que desde el año 62 después de Cristo, ya la ciudad sufría de fuertes terremotos. Estos temblores se debían al proceso de erupción que periódicamente se desarrollaba dentro del volcán Vesubio en las afueras de la ciudad. En este entonces en Pompeya habitaba una población equivalente a 15 mil personas aproximadamente. Una vez que estos terremotos sucedían, sus pobladores emigraban a otros lugares del país.

Los terremotos se hacían cada vez más frecuentes, que las personas comenzaron a alarmarse. Construyeron sus propias teorías para justificar estos movimientos tectónicos, pero jamás se imaginaron que el viejo volcán Vesubio que creían inerte, llegaría a ser el causante de sus desgracias. Los más sabios partieron en la década del año 60 después de Cristo. A pesar de que los llamaron cobardes y supersticiosos, fueron los únicos pobladores de Pompeya que lograron sobrevivir.

La erupción del Vesubio en Pompeya

La erupción del Vesubio sucedió en el año 79 después de Cristo. Ese día fue como otro cualquiera, nadie podía suponer que morirían tantas personas. Un extraño olor cubría la ciudad, como a quemado, pero no parecía algo muy importante. Fue hasta que un enorme estruendo como una gran bomba estremeció la ciudad que las personas comenzaron a correr de un lado a otro desesperadamente. No sabemos si en ese entonces había conocimiento de la ciencia como para sabían que consecuencias podría traer un volcán tan cercano a la ciudad.

Cuando sonó la primera explosión del Vesubio, las personas empezaron a correr hacia los valles para escapar de las ardientes olas de lava, pero fue en vano. Otras huyeron a la costa en sus botes y solo algunas así pudieron escapa de morir quemadas. En medio de tanto miedo y desesperación, los más fuertes pasaron por encima de los débiles, los pisoteaban en el piso, solo para correr por su vida: fue una carrera de supervivencia y solo la raza fuerte se logró salvar. Los ancianos, las mujeres y los niños fueron en su mayoría los más afectados por las cenizas. Es muy desgarrador divisar los cadáveres que yacen hoy en los museos, pero para muchos es perfecta para realizar una excursión por las ruinas de Pompeya.

Qué lugares debes visitar en tus excursiones a las ruinas de Pompeya

Excursiones a las ruinas de Pompeya

Pompeya necesitas de un buen guía para que nos adentre en las entrañas de su historia

Para realizar unas emocionantes excursiones a las ruinas de Pompeya necesitas de un buen guía para que nos adentre en las entrañas de su historia. Claro está, que si quieres hacer un tour por tu cuenta puedes hacerlo, pero  nada se comparará con un guía experimentado que te podrá aclarar tus dudas sobre cada detalle.

Excursión Pompeya con un guía local arqueólogo

Si deseas hacer un tour interesante por la ciudad de Pompeya en tan solo 3 horas, debes escoger un guía turístico especializado en arqueología. Solo así te podrá explicar con los hallazgos encontrados en las ruinas, cómo pasaron las cosas el día de la erupción.

Pasea por las calles antiguas de Pompeya

Pasea por las calles antiguas

Las calles empedradas de Pompeya son unos de los más hermosos sus legados

Las calles empedradas de Pompeya son unos de los más hermosos sus legados que trascendieron a la historia. Al caminar por sus adoquines, pisas con la planta de tus zapatos, un suelo de alrededor de 2000 años de edad, el mismo suelo por el que miles y miles de personas corrieron para salvarse de las llamas. Aún en las viejas casas y edificaciones de Pompeya, podemos apreciar las cenizas y el luto que se impregnaron en sus paredes. Nunca se construyó sobre estas ruinas, por miedo a otra erupción y para que esta triste historia no se repitiera otra vez.

La costa de Amalfi. Pompeya

Cuando estés de paso por la ciudad de Pompeya, puedes darte un pasea por la coste de Amalfi. Muchos de los expertos, historiadores y arqueólogos señalan que posiblemente, por esta zona muchas personas escaparon para salvarse de morir en la lava ardiente. Es un recurso tropical muy hermoso y puedes aprovechar par sacarte muchas fotos y disfrutar de su lindas vistas.

Paseos especiales a pie o a caballo a las laderas del Vesubio

A pesar de que algunas personas le temen a una nueva erupción del Vesubio, muchas otras no pueden dejar ir a Pompeya sin visitar el famoso volcán. Esta excursión las puedes hacer a pie o a caballo, como  prefieras. Lo más emocionante es que puedes divisar casi hasta los confines de la Tierra en su fondo. ¡Es muy hermoso y no debes perdértelo!

Los baños termales, los vinos y las legendaria puesta del sol en Pompeya

Si vas a realizar excursiones a las ruinas de Pompeya no puedes dejar de disfrutar de los baños termales que se han habilitado para los turistas que cada año se acercan ahí. Además, no hay nada mejor que degustar uno de los mejores vinos de la región mientras aprecias el más bello atardecer que verás en tu vida. Ver como se pone el Sol sobre Pompeya, es casi tan bello como su amanecer y para muchos una demostración de que a pesar de que la ciudad pereció en cenizas, hoy es una muestra de que después de la oscuridad y las tinieblas sale el Sol y nace un nuevo día.

No dejes de visitar la ciudad de Pompeya, es una experiencia que no se puede comparar con ninguna otra. ¡No te vas a arrepentir!

Deja una respuesta